jueves, 25 de enero de 2018

¿Qué pueden enseñarnos los videos homoeróticos sobre la Rusia moderna?

MOSCÚ - La semana pasada, un grupo de estudiantes de aviación rusos desató una tormenta de fuego cuando un video decididamente homoerótico de ellos bailando al éxito electro del 2002 "Satisfaction" llegó a YouTube. Lo que ha sucedido desde entonces ha sido inesperadamente revelador -por así decirlo- de la verdadera Rusia, la que existe más allá de la fachada conservadora antioccidental que el Kremlin colocó.



El video original de Benny Benassi para acompañar a "Satisfaction" muestra modelos resbaladizos por el sudor, usando herramientas eléctricas mientras se lamen los labios: una exaltación acalorada en la objetivación del cuerpo femenino con fines de marketing. Los estudiantes rusos no son los primeros en inspirarse para hacer su propia versión: en 2013, por ejemplo, el personal militar británico hizo una parodia en la que ellos tampoco llevaban casi nada y bailaban eróticamente mientras limpiaban sus viviendas.

El clip ruso se asemeja a la versión británica : sigue a un cadete que gira y casi desnudo por las escaleras de un edificio dormitorio donde la cámara flota a través de varios espacios típicos de los interiores comunales postsoviéticos. Se encuentra con otros jóvenes bailando sugestivamente mientras se dedican a las tareas del hogar. En una escena, un cadete sale de un puesto de baño y juguetonamente inclina su gorra puntiaguda. En otro, un joven se aleja mientras plancha su uniforme. Un plátano tiene una apariencia fundamental. Al final, la docena de intérpretes convergen para sacudir sus colillas juntas, con un abandono juvenil.



La reacción fue inmediata.

El Instituto de Aviación Civil de Ulyanovsk, donde estudian estos estudiantes, forma pilotos civiles, no militares. Pero a medida que el video se volvió viral, las autoridades comenzaron a acusar a los jóvenes de profanar sus uniformes y ofender a los veteranos, como si hubieran descuidado sus deberes hacia la patria presentando una actuación erótica irónica. La televisión estatal también sugirió de inmediato que los participantes eran homosexuales, otro tabú en la Rusia moderna.

"No ha habido nada como eso en la historia de la aviación civil rusa, que data de hace 90 años", dijo el guardia de la aviación del país , Rosaviatsia, advirtiendo que todos los implicados en el video "inmoral" serían expulsados. "¿Cómo puedes ridiculizar lo que es santo?" , Dijo el director del instituto lastimeramente , incluso comparando la actuación con la banda Pussy Riot, cuyos miembros fueron encarcelados después de cantar una canción de protesta en la catedral de Moscú.



Uno podría haber esperado razonablemente, en este punto, un triste final para estos estudiantes: disculpas públicas, expulsiones, manchas en la televisión estatal, incluso enjuiciamientos por distribuir propaganda gay. En su lugar sucedió algo inesperado: los jóvenes de todo el país comenzaron a hacer videos similares en apoyo.

A los pocos días, los estudiantes de una universidad agrícola cercana subieron un video hecho en un dormitorio similar, en el que usaban pasamontañas y se enjabonaban con crema de afeitar. Los futuros trabajadores de la construcción siguieron su ejemplo , bailando en sus duchas con cascos; otro clip, filmado en un establo , presentaba a un joven mordiendo descaradamente una zanahoria y otro bailando sobre un caballo. Para entonces, el meme era imparable: otros clips en el "Desafío de la satisfacción" ahora han presentado a pensionistas en un piso comunal, nadadores bailando bajo el agua, futuros médicos , actores . Una petición que exigía que se les permitiera a los cadetes continuar su educación reunió cerca de 70,000 firmas.



La marea comenzó a cambiar. La televisión nacional, que camina en una delgada línea entre apoyar la ideología oficial e intentar mantenerse relevante, vacilaba. "Tienen entre 17 y 18 años. ¿Creemos que deberían expulsarnos como país? ", Exclamó Artem Sheynin , el personaje de Channel One , que se puso una gorra similar en su programa. El principal presentador del programa de entrevistas del canal, Ivan Urgant, eventualmente bailó, aunque bastante torpemente , con "Satisfaction" en su programa nocturno. Para cuando los fiscales de transporte, que fueron enviados a la academia, concluyeron que no habían encontrado ninguna razón para expulsar a los estudiantes, la victoria fue completa.



Rusia y su predecesora, la Unión Soviética, han sido analizadas durante décadas de manera simplista y binaria. Se consideraba que la sociedad soviética estaba compuesta en gran parte por el Homo Sovieticus (individuos desprovistos de libre albedrío que seguían ciegamente la línea del partido) y unos pocos disidentes heroicos; La sociedad rusa, de manera similar, está dividida en el 86 por ciento de los "patriotas" que apoyan las políticas de Vladimir Putin y abrazan los "valores tradicionales", y la oposición "liberal", que apoya los valores occidentales, no le gusta el papel creciente de la iglesia y ocasionalmente protestas. Este binario deja poco espacio para fenómenos inesperados como un divertido clip de baile homoerótico que no solo se crea en una institución estatal provincial, sino que también inspira más de una docena de clips hechos por personas de todo el país, en solidaridad.

Para los observadores occidentales, cuyo único medio de entender a Rusia es a través de la cobertura de los medios, las vidas privadas de los rusos son relativamente inaccesibles. Por lo tanto, es fácil suponer que una mayoría está a bordo con políticas conservadoras, acuerda que Rusia está rodeada de enemigos y teme que sus hijos sucumban a la peligrosa propaganda gay. Pero rayar la superficie y la mayoría de la gente no comparte el tipo de puritanismo neo-soviético impulsado por la unión tradicionalista actual de la iglesia y el estado de Rusia. Esto es especialmente cierto con la generación cuyas vidas completas corresponden a la era Putin, como estos estudiantes, que crecieron en Internet y les resulta más fácil relacionarse con los videos de YouTube creados por y para un mundo globalizado en lugar de los dogmas soviéticos de derecho y incorrecto. ¿Cómo se relacionará el Kremlin con estos jóvenes cuando se dirijan a las urnas por primera vez en marzo?



"Hay una orden oficial, una especie de signo de tienda de Rusia, que no corresponde a la verdadera Rusia, que está mucho más viva", Mark Shein, que dirige el popular proyecto de noticias satíricas Lentach que se burla de la ideología oficial rusa. con memes virales, me dijo.

La razón fundamental para el flash mob semidesnudo, dice, es que el sistema existente no tiene nada que ofrecer a la nueva generación. "Hay una élite formada por viejos genios y una nueva generación de europeos que no entienden dónde están, ya que viven una vida en Internet, pero en realidad están en un estado con un líder envejecido que ha estado en el poder. durante 17 años ".

En esa situación, no hay mucho más que hacer que desnudarte el uniforme y sacudir tu trasero.



Nota original aquí.

El video original a discusión.



Descripción del video: 

Los cadetes del Instituto de Aviación Civil Ulyanovsk eliminan el clip de la canción "satisfaction" grabado en un dormitorio de la universidad. Los estudiantes bailan frívolamente y semidesnudos con algunas prendas de su uniforme de aviación. El video es una broma y un carácter de parodia. Sin embargo, indignación pública. Algunos observan una falta de disciplina, otros ven una promoción de la cultura gay, y otros más se sintieron ofendidos por los pilotos rusos.

viernes, 12 de enero de 2018

Vade retro Satana!

Ya está listo el número de horror queer de la revista Nictofilia. Aparece mi cuento Vade retro Satana!

"Una antología cargada de puro horror, escenas grotescas, amor, odio, gore, sangre, saliva y heces. Todas historias protagonizadas por personajes queer (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, pansexuales, asexuales, etc, etc). Gracias a todos los escritores que se despojaron de todo tipo de atadura mental para ofrecernos esta pérfida selección. Que usted lector depravado no puede dejar de leer." 

Puede conseguirse en la página Facebook de Editorial Cthulhu.


CUENTO 

“Nuestra señora de la noche” de Carlos Enrique Saldivar 
"No me gusta el terror visceral ni el gore" de Carlos Carrillo 
“Diácono” de Elmer Ruddenskjrik 
“Sobre la sexualidad de los zombis” de Gabriel I. Castillo Tenorio 
“El cuchillo” de Victor Grippoli 
“Almas gemelas” de Dolo Espinosa 
“Era su debilidad” de Damaris Gassón Pacheco 
“La chica más honrada” de Gonzalo del Rosario 
“Afner & Arthur” de Ángel Zuare 
“Instinto primario” de Israel Yerena Cruz 
“La isla maldita” de Sofía Olguín 
"El sireno al revés" de Julio Meza Díaz 
“Vade retro Satana!” de Martín Fragoso 
“El pelado Jairo” de Tania Huerta 
“El íncubo” de Hernest Tarek 
“El grito romántico” de Juan Pablo Goñi Capurro 
“Ordo Satanachia” de Rigardo Márquez Luis 
"Crónicas de la Ninfa y el Fauno – Duelistas en North Town" de Randall Markowsky 
“El hijo de Dirty” de Jorge Torres (Jules Verde) 

POESÍA 

“El bello y la bestia” de Dante Vázquez M. 
“Dies irae psicodélico” de Pablo Espinoza Bardi 
“Trozos” de Lucía Pradillos Luque 
“Di Carmilla” de Daniel Leuzzi 

Diseño de Portada: Denys Aire Dávalos

SELECCIÓN: Marcia Morales Montesinos

viernes, 29 de diciembre de 2017

Lecturas 2017

Mis últimas dos lecturas del año fueron las de la imagen:


Así, este año leí: "La memoria y el deseo. Estudios gay y queer en México"; de Carlos Monsiváis: "Que se abra esa puerta" y "El Estado laico y sus malquerientes"; de Orson Scott Card: "Cómo escribir ciencia-ficción y fantasía", "La sombra del Hegemón" y "La voz de los muertos"; "Los mejores cuentos mexicanos. Edición 1999"; "La guerra interminable" de Joe Haldeman; "El creacionismo ¡vaya timo!" de Ernesto Carmena; "Me voy Pa'Pensilvania por no andar en la vagancia" de Barbara Driscoll; "Safari en la Zona Rosa" de Gonzalo Martré; "Los cuarenta y uno: novela crítico social" de Eduardo A. Castrejón; "El guardián entre el centeno" de J.D. Salinger y "¡He descubierto Z!" de Luis Ruiz Noguez (el prólogo lo escribí yo). 

Otras obras que leí fueron "Vampiros. Asesinos seriales" de Héctor Chavarría, "Escribir novela negra" de H.R.F. Keating y "Escribir para niñas y niños" de Berta Hiriart. 

Hubo 4 libros que dejé inconclusos: "La teología ¡vaya timo!" de Gonzalo Puente Ojea, "Las seudociencias ¡vaya timo!" de Mario Bunge, "Lewis Carroll" de Jean Gattégno y "La sombra del gigante" de Orson Scott Card.

Hubo 4 libros que dejé inconclusos: "La teología ¡vaya timo!" de Gonzalo Puente Ojea, "Las seudociencias ¡vaya timo!" de Mario Bunge, "Lewis Carroll" de Jean Gattégno y "La sombra del gigante" de Orson Scott Card.


                                                   Quedan pendientes

Otros no los leí completos porque sólo buscaba datos específicos (para escribir un cuento de terror), son los siguientes:


Así que en total leí 17 libros. Mi propósito era leer al menos 12, puedo decir que lo cumplí, pero sólo fueron 7 obras de literatura, lo cual no me deja muy satisfecho, para el próximo año espero leer más de 7 de este género (novelas y cuentos).

jueves, 21 de diciembre de 2017

Diversidad sexual en el cine mexicano contemporáneo

En su "Tensiones culturales y diversidad sexual en el cine mexicano contemporáneo", Vicente Castellanos Cerda analiza la forma en que se presenta la homosexualidad en las películas La otra familia (2011), Niñas mal (2007), Puños rosas (2004), Hasta el viento tiene miedo (2007) y All Inclusive, Todo incluido (2008). 


Hacia el final expresa que: "Pese a que podría ser un cine 'amigable' con la diversidad sexual, lo que realmente muestra es su incomodidad e ignorancia respecto de la situación histórica y social del fenómeno. Una de las presencias más notorias en estas películas mexicanas es el marco de referencia tradicional que sirve de matiz para comprender la vida de los personajes gays y lesbianas. Es posible comprender el papel irrenunciable de la vigilancia social para que la loca internada en una clínica, y que desea a otras mujeres, y los 'señores' que en cualquier momento devienen en pederastas no se salgan de un cauce de tolerancia mínima." 



Sobre el papel del "amor" en estas cintas dice: "En nombre del amor se toleran las parejas lesbianas, así como las "otras familias" que se apegan al canon dominante de la fidelidad y del respeto a la pareja. Gracias al amor, estos personajes transgresores se transforman en individuos tolerados. Este tema funciona muy bien para introducir veladamente en las cinco películas el asunto de la diversidad sexual en los asuntos públicos, lo cual parece ser el único acierto, pero, al mismo tiempo, impone límites en su expresión porque elimina la carga transgresora que conlleva el hecho de que ciertos sectores de la sociedad pongan en entredicho el contrato familiar tradicional." En suma "Se trata de obras de cineastas a quienes aún les resulta incómodo el tema o se ven traicionados por sus prejuicios ideológicos y religiosos, pero que se atreven, a veces por razones comerciales, a representar nuevas realidades de la sociedad mexicana." 


Veamos ahora lo que dice sobre La otra familia: 

El jardinero de la casa de la pareja es el personaje que encarna la voz de la conciencia tradicional, pues vigila al niño para que no vaya a ser abusado por los "señores", vigilancia que se convierte en el leimotiv de la historia, de ahí que los protagonistas deban exhibir actos de decencia y salud mental, es decir, hacer patente su normalidad. Un diálogo entre el jardinero y el niño es revelador de la estrategia discriminatoria del director para que la pareja sea aceptada como "normal" por el público. Ante la presencia sorpresiva del niño en la casa de los "señores", el jardinero le pregunta: "¿Y ya sabes dónde vas a dormir?", a lo que el niño responde: "En el cuarto de visitas", y es entonces cuando aparece la voz de conciencia en palabras del jardinero: "¿Solo o con los 'señores'?" Ejemplos como este abundan en una película que conforme avanza en su intención de mostrar la "normalidad" de la adopción de un menor por una pareja homosexual, exhibe las resistencias culturales para aceptar otras formas de construir eso que llaman en el título "la otra familia".


martes, 19 de diciembre de 2017

Sobre la conferencia que preparo...

Ya comenté que estoy preparando una conferencia sobre la invisibilización que los conservadores religiosos hacen de la violencia hacia la población LGBTTTI, comparto una de las diapositivas y comento que ya dos personas me dijeron que les interesa...


¿La pornografía es dañina?

En Twitter sigo la cuenta Sexo Seguro, que se describe como "Asociación médica, dedicada al estudio de Bioética, sexualidad y familia desde una perspectiva científica y personalista." 

La cabeza visible es la doctora Rosario Laris, quien frecuentemente se presenta en el programa Matutino Express. Con lo último ya dije todo acerca de su posición sobre temas de sexualidad, pero lo haré explícito: se oponen a los matrimonios entre personas del mismo sexo, promueven la abstinencia antes del matrimonio, se oponen al derecho de las mujeres a abortar, etc. 

Sigo la cuenta porque, aunque no soy conservador, sí me interesa comprender sus puntos de vista, razonamientos, argumentos, etc. El día de ayer publicaron un mensaje en el que se lamentaban de que en un programa de radio se estuviera promoviendo la pornografía, "ya que hace daño a los jóvenes". No daban más datos, pero me picó la curiosidad... 


Se referían a un programa que conduce Sofía Sánchez Navarro. Tuvo como invitado al actor porno Charlie Díaz. 


Por mi parte no soy tan aficionado a la pornografía, la veo de vez en cuando, mi pareja la consume con mayor frecuencia. ¿Creen que sea dañina?, ¿qué tanto la consumen? ¿Qué dicen las investigaciones al respecto?, ¿hay conclusiones definitivas? Aquí un artículo sobre el tema: ¿Sabemos si la pornografía es dañina?, aquí otro: El consumo excesivo de porn gay… está relacionado con una imagen corporal negativa.

La entrevista:

¡Lucharán de dos a tres caídas sin límite de tiempoooooo!

Sobre los "luchadores exóticos", nos dice Nina Hoechtl en su "Lucha libre: un espacio liminal. Lis exótiquis “juntopuestas” a las categorías clasificadoras, unívocas y fijas" (que originalmente apareció en el libro "La memoria y el deseo. Estudios gay y queer en México"):

A lo largo del tiempo, el rol de lis exótiquis ha sido revisado y cambiado muchas veces. Lis primeris luchadoris que subieron al ring como exótiquis estaban más cerca de la figura del dandi que de ser leídos como luchadoris, a quienes, por lo general, se les entiende como homosexuales. Gardenia Davis, de Estados Unidos, y Lalo el Exótico, cuyas carreras alcanzaron la fama en los años cuarenta y cincuenta, tenían asistentes que peinaban sus cabellos, los perfumaban, rociaban fragancia en la lona y obsequiaban flores a las damas. Cuando la escritora y periodista Elena Poniatowska preguntó al luchador el Santo por qué no usaba agua de colonia como otris luchadoris, él clarificó: “Bueno, esos se llaman luchadores exóticos”.


La película El luchador fenómeno (1952), de Fernando Cortés, muestra a uni de aquellis luchadoris, Lalo el Exótico, cuando está siendo perfumado antes de luchar. Por consiguiente, el “embellecimiento” es un acto público y forma parte del performance dentro del ring. 


La pareja de Lalo el Exótico, quien también es el héroe del filme, es interpretado por Adalberto Martínez, mejor conocido como Resortes, el cual pregunta a su mánager, Jorge Ortiz de Pinedo [en realidad es Óscar Pulido]: “No se le hace que este cuatito es… [susurra algo inaudible]?”, a lo que el mánager responde: “No, es que es de sangre azul, los mexicanos tenemos la piel un poco más bronceada”.



Esta secuencia muestra que lis primeris exótiquis no eran leídos abiertamente como homosexuales, en cambio se les entendía como dandis elegantes que formaban parte de una clase alta —la aristocracia— aunque tuvieran la piel bronceada —morena—. Aquellis luchadoris podían pagar el agua de colonia y a uni asistente que cuidara de su apariencia. El luchador exótico el Bello Greco explica que eran: seres muy especiales, como Sergio el Hermoso y yo, que llevamos doce años perfumando los cuadriláteros y demostrando que los aristócratas de este deporte-arte llenamos las arenas. A nuestro pueblo, que es señorial como nosotros, le gusta que sus ídolos huelan bien.


Sin embargo, del diálogo de la película podría inferirse que Resortes pregunta si su pareja en el combate es homosexual. En este sentido la apariencia y peculiaridades de Lalo el Exótico se pueden leer como prequeer porque torna ambiguos su género y orientación sexual, a la vez que los cuestiona.


Dicha película es una de las primeras incursiones al cine de luchadores, la precursora de tantas otras que le sucedieron y la única, según mi conocimiento, en la cual se incluye a uni luchadori exótiqui en un papel un poco más grande. El luchador fenómeno es una comedia, secuela de El beisbolista fenómeno (1952), también dirigida por Cortés, e ilustra al mismo tiempo cómo la lucha libre saltó a la prominencia nacional. En esta última, Resortes era, gracias a la ayuda sobrenatural de un fantasma, un famoso lanzador, mientras que en El luchador fenómeno, Resortes originalmente quería extender su potencia al futbol, pero por un cambio chusco en la trama el espíritu de un difunto luchador sustituye al de un futbolista y se apodera de su cuerpo para subir al ring nuevamente. En la película a ambis, Lalo y Resortes, se lis refiere como exótiquis. De todos modos, la actuación de Resortes como exótiqui es diferente porque se burla de la lucha libre en general, de otris luchadoris, de su entrenamiento y de la performatividad de la masculinidad.


Texto completo aquí.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Propósito 1 de año nuevo

El próximo año quiero dar la conferencia La invisibilización de la violencia hacia la población LGBTTTI por parte de conservadores religiosos, los casos de Carlos Cuauhtémoc Sánchez y Everardo Martínez. Así que ya saben, si están organizando algo pueden invitarme o buscaré colarme en algún congreso, coloquio, conversatorio u otras actividades.

La Clínica VenSer y sus terapias...




Comenté la publicación de la Clínica y segundos después desapareció mi comentario y ya no puedo ponerlo otra vez... 

Más o menos contesté: 

"Las personas que no quieren TENER un sentimiento de atracción homosexual tienen el DERECHO y la LIBERTAD de recibir un tratamiento psicológico y nadie debe imponerles lo contrario o negárselo por creencias o intereses de otras personas." Cierto. Pero ¿las personas con atracción no deseada al mismo sexo tienen derecho a ser engañadas con terapias que no han demostrado científicamente que funcionan? Formulado de otra manera: ¿los psicólogos tienen derecho a ofrecer terapias que no cuentan con evidencia científica? 

Porque la gente tiene derecho a saber que esas terapias de "desarrollo de la heterosexualidad genética" no han sido probadas científicamente. Hasta el momento, que yo sepa, sólo se ofrecen testimonios como prueba, pero los testimonios sólo son "evidencia anecdótica", es decir, datos que pueden dar lugar a una investigación, pero no son la evidencia última sobre algún tema. 

Los practicantes de las medicinas alternativas defienden sus ofrecimientos mediante el uso de anécdotas. De igual forma, hay anécdotas y testimonios sobre ovnis, abducciones por extraterrestres, fantasmas, monstruos como el chupacabras y el yeti, etc. 

Los testimonios no son pruebas suficientes porque la gente se equivoca, miente y se miente a sí misma. ¿Con qué prueba científica respaldan que su terapia funciona?